martes 15 de abril de 2008

El camino hambriento



Ben Okri
Belacqua, 2008
576 pp.




Una creencia africana cuenta que existen los abiku, niños-espíritu destinados a morir en su infancia que pueden permanecer en un territorio intermedio entre la vida y la muerte. Azaro, el niño que protagoniza el libro, elige la vida pero mantiene la capacidad de conectar con el mundo de los espíritus y percibir otras realidades, como ver a través de los ojos de los animales. Las situaciones reales se entremezclan con otras que alteran el orden natural y el autor consigue que el lector siga el camino que hay entre la vida y la muerte, entre la realidad y el sueño, dos mundos opuestos en el pensamiento occidental, pero no en el africano.

No es un libro sobre África, es un libro africano con una mirada propia. Las primeras páginas desconciertan al lector: no se explica qué está pasando, y se suceden las cosas más extrañas. Pronto el camino asimila al lector, que adopta un nuevo punto de vista y acepta una lógica diferente. En este sentido, la novela de Okri es un verdadero viaje mental al interior del corazón africano.

En el libro - más de 500 páginas de lectura absorbente- encontramos a los más variados personajes: los poderosos, los débiles, los luchadores y los que sienten la tentación de rendirse a la muerte para escapar del sufrimiento. Porque esa es la decisión que se plantean los personajes, que viven situaciones tan duras como el hambre, la miseria, la enfermedad y la guerra: la sumisión o la lucha.

Hay personajes inolvidables, como el padre y la madre del protagonista o Madame Koto, líder natural, dueña de un bar y cocinera perpetua de sopa de pimienta, y muchos otros que aparecen y desaparecen de la historia, contada siempre a través de los ojos de Azaro, una mirada infantil e infinitamente sabia.

El autor, el nigeriano Ben Okri, llegó a Londres en los años 70 en unas condiciones precarias. Recordando aquellos momentos, decía en una entrevista en The Guardian "Parece que no tienes nada: no tienes dinero, no tienes amigos... Pero cuando estás al borde del abismo te das cuenta de que tienes una elección; que la vida no es un regalo, es algo que eliges". Y esa es también la elección de Azaro, el niño protagonista.

Desde entonces Okri ha escrito más de diez libros y ha ganado numerosos premios. El camino hambriento es el primer volumen de una trilogía que continúa con Canciones del encantamiento y termina con Riquezas Infinitas.

Si te interesa esta novela, puedes leer otra opinión en El gusanillo de los libros.